¡Hola 2018!

d3ab5571-ef32-419b-9339-03356467324a1.jpg

¿Cuántas veces nos miramos a nosotros mismos de forma honesta? ¿Lo hacéis a menudo? A veces me sorprendo al descubrir cosas en mí -emociones, deseos, sueños- que algún día enterré en lo más profundo de mi misma con la intención de no volver a encontrarlas nunca. Pero no hay nada que podamos enterrar tanto en nuestras entrañas que no pueda ser descubierto de nuevo. Todo, tarde o temprano, vuelve a salir. Todo vuelve a estamparse ante ti (o, en este caso, ante mí).

Empiezo el 2018 así de esotérica porque este año tengo la intención de ser todo lo honesta que pueda conmigo misma. Y eso, tan difícil, tan genérico, es mi único propósito de año nuevo. A ver si así, proponiéndome una sola cosa en lugar de 15 (francés, yoga, acordarme de escribir a todas mis personas queridas más a menudo, releer la saga de Harry Potter, ver las tres de El Padrino del tirón...) consigo este año cumplir mi objetivo.

¡Feliz 2018 a todos! A ver si este año nos vemos más, ¿eh? [guiño, guiño, codazo, codazo]

 

:)